31/3/2010

Chicho Man- Cd Full


¿Quién no recuerda una canción que decía así: "Llega Navidad y yo sin ti y en esta soledad
recuerdo el día en que te perdí...". Ese tema lo interpretaba el cantante de Colón, Chicho Man, quien ahora está muy rozagante, pero años atrás bebió tragos muy amargos para sobrevivir. Hoy les contamos qué pasó y qué sucede en estos momentos en la vida de Jeffey Donaldson, conocido en las calles de Panamá como "Chicho Man".
Él fue un joven que cuando estaba en la escuela hacía shows en el salón para alegrar a sus compañeros.
En su infancia lavaba autos y en su tiempo libre, cuando no había carros, agarraba un tanque y empezaba a pregonar con sus compañeros. En ese tiempo empezó a escribir temas que en carnaval se los daba a las comparsas de Colón, como los Orientales y los Kung, que las tocaban durante toda la fiesta. Fue allí donde nació el reggaesero.

¿QUIEN ES CHICHO MAN?
"Man" lo tomó del nombre del cantante jamaiquino Yellow Man y Chicho se lo puso porque uno de sus hermanos, en vez de decirle su verdadero apodo que era "Chichi", le decía "Chicho". Así que los combinó y nació "Chicho Man".
El cantante entró al género del reggae por sus raíces. Comenta que como fue creado por los afroantillanos y tiene sangre de Jamaica y Bocas del Toro, pensó que le iría bien cantando este ritmo.
En su corta carrera como artista, sólo hizo un LP con temas como "La noche que te conocí", "Lady red", "Llega Navidad", "Muévela", "No quiero ir a isla Coiba" y "Un nuevo estilo", que cantaba a dúo con Pepito Casanova. Sus canciones las grababan en un depósito, donde Calito LPD (Q.E.P.D.) les ponía el instrumental y empezaban a grabar en casete.
En aquellos tiempos no vendían LP, por lo que sólo se preocupaba porque los temas sonaran en las emisoras para que la gente los escuchara.
"Chicho" recuerda la canción llamada "Son pura traición", que lo ayudó a impulsar su carrera con un gran concierto en la Arena de Colón, que fue un lleno completo y cuando lo cantó por poco se cae el coliseo. Fueron grandes momentos, recuerda.
TENIA BANDA
Como tenía fama empezó a crecer y cuando estaba en su apogeo, llegó a tener una banda que se llamaba "Chicho Man y los púrpuras". La palabra "púrpura" la tomó de un grupo colonense que existía antes y era de temer, así que lo adoptaron para tener peso en los pasillos de su barrio, que era el Bambu Lane. El grupo lo integraba Eddy, Eduardo, su hermano René el Renegado, Mata Bicho, Choly y Rosulio. De ese crew, unos han muerto, otros están en Estados Unidos y algunos siguen en Colón, afirmó.
Ese camino lo recuerda como ayer, pues hizo un paréntesis para agregar que Noriega, Lucho Gómez y hasta la mismita Balbina Herrera lo contrataron para que cantara en sus eventos. Imagínense que nos comentó que cuando Noriega hizo la marcha llamada "Amigos de la Fuerza de Defensa", lo invitaron para cantar en un camión y hacer desorden con el pueblo. "Yo trabajaba con ellos la música; ellos le daban espacio a los artistas nacionales e invertían la plata, que se la daban a los cantantes nacionales. Todo quedaba en casa, no como ahora que se la dan a otros", dijo.
SOLO CINCO AÑOS DE FAMA
Increíble, pero cierto. En los cinco años que cantó, lanzó muchos temas que fueron "hit" y fue uno de los primeros que empezó a cantar reggae, es decir, que no había mucha competencia. Con esos temas salió al mercado estadounidense para realizar un gran concierto en Nueva York. Estando allá, lo llevaron en limusina a pasear y le compraron ropa donde lo hacía el marido de nada más y nada menos que Whitney Houston, Bobby Brown, todo para esa presentación.
MOMENTOS MALOS
Para todos los que no lo saben, estando en la fama en Estados Unidos llegó a parar en manos de la justicia norteamericana. "Recuerdo que tuve un problemita allá con las autoridades americanas por estar en un lugar donde no tenía que estar. Entonces fue cuando estando detenido, Dios aprovechó ese momento para llegar a mi vida", contó el artista, y aseguró que no quería profundizar en el tema.
Nosotros no fuimos a su casa para hacerlo sentir mal, así que el coloquio continúo. "Estando allá adentro hice un pacto con Dios de que si salía de esa, todo lo que prometí se lo cumpliría y fue así. Me liberaron y decidí entregarle mis cuerdas vocales, mi corazón y mi vida a Dios y desde allí empecé una vida cristiana", confesó.
CAMBIO BOTELLAS
Las cosas no fueron fáciles para Chicho en ese momento. Después de estar en prisión hace 17 años perdió todo lo que tenía. Imagínense que dijo que para poder comer, hubo momentos en el que cambiaba botellas. El que un día abrazó la fama expresó a DIAaDIA que por no comer y pasar hambre, estaba flaco y la gente en la calle le gritaba piedrero.
Dios tenía un destino para él, ya que cuando pasaba por esos momentos de la vida, lo visitaron unos españoles para grabar un programa de televisión sobre el reggae y le vendieron una propuesta de 150 mil dólares para que regresara a las tarimas con sus temas viejos, y, qué creen que hizo el gran Chicho Man, pues no lo aceptó. "Yo estaba pasando por un problema muy difícil económicamente, pero fui fiel a Dios y le dije que no necesitaba nada de eso. Seguí la lucha y fue entonces cuando dos meses después, Dios me regaló una casa que me donó una persona en el "Chorrillito" de Juan Díaz", relató.
HOMBRE RENOVADO
El tiempo seguía pasando y la historia se ponía mejor para nuestros oídos. "Una vez, cuando trabajaba vendiendo gasolina, llegó una gringa con un carro alquilado y se dio cuenta de que era "Chicho Man" y me dijo: Mira cómo has quedado, si tú vas a estar así, prefiero que no seas cristiano y busques tu plata". Recuerdo que ese día por casi lloro, pero supe soportar", dijo inspirado por la gran prueba.
AHORA LE CANTA A DIOS Y PREDICA
Su vida ha dado un giro, tanto que Chico Man empezó a convertirse en una leyenda, pues tiene un grupo donde es el director y percusionista, con el que ha sacado varios discos.
Sí, señores, pero saben qué es lo mejor, que tiene planeada una gira de avivamiento en España, que se la pidieron pastores de allá. Luego irá a México y después a Kansas City.
En estos momentos, es Jeffey Donaldson y en su casa vive con chicos que ha transformado y con algunos integrantes del grupo musical. Allí lee la palabra de Dios y predica para tratar de cambiar a todos los que viven en el área donde reside, porque es muy peligroso.
Su casa es muy linda y la tiene limpia, muy limpia. Se puede decir que esa pobreza que vivió años atrás, como dice él, "pago de sus actos", ya pasó.
Fíjense que con su banda tiene instrumentos y predica en barrios como San Joaquín, Barraza, Río Abajo, San Miguel y El Chorrillo, porque es parte de su misión.
TAMBIEN ES PLAGIADO
Para que vean que Jeffey dejó a un lado aquel hombre que con su reggae contagioso hacía bailar a las chicas y chicos, antes de terminar tengo que contarles que él también fue plagiado, no por Don Omar, pero sí por el reggaetonero Héctor el Father y no piensa demandarlo, porque ese mundo ya no le pertenece ¡Enhorabuena!.
Actualmente, Jeffey tiene tres hijos: Maylin, Chichito y Jafrany, y junto a ellos, su sueño es usar la buena información a través de su música para que Dios los lleve a la gloria.
AUN VENDE DISCOS
La vida de este artista ha cambiado tanto que sus discos no se venden en las emisoras cristianas ni en las librerías, sino en los barrios. Así es, Jeffey manifestó: "Cuando la gente escucha los temas, los compran de una vez".
http://www.megaupload.com/?d=9LWBMVFP